Estrategias de humanización

Presta tu marca a tu negocioTodos hemos sido víctimas de la deshumanización que traen consigo, sin ir más lejos, los servicios de atención al cliente de las operadoras teléfonicas: «¿Con quién estoy hablando realmente? ¿Tengo que creerme que se trata de un ser humano que intenta solucionarme un problema?». Entonces, llegan Facebook, Twitter y compañía a nuestras vidas y empezamos a poner cara a muchas organizaciones con las que convivimos diariamente. Las redes sociales nos descubren personas detrás de pantallas.

En los primeros años de vida de Atalaya Formación, mi obsesión era construir una marca lo suficientemente sólida como para que mi presencia en el proyecto pudiera, en el medio plazo, diluirse hasta casi permitirme desaparecer. Con el paso de los años he comprendido que la asociación de determinados valores a la marca  Atalaya Formación por parte de nuestros alumnos no podría haber tenido lugar sin el respaldo de la marca Patricia Araque. Nuestros clientes (y por supuesto también los tuyos) son personas que quieren tratar con personas, así de simple. Sin duda es más natural identificarse con un ser humano que ríe y llora, que con un logotipo rodeado de simbolismo.

¿Y a dónde quiero llegar con todo esto? Pues a mostrar la oportunidad que supone para los pequeños el hecho de poder respaldar y potenciar nuestros proyectos profesionales con nuestra propia marca personal y ¿por qué no?, con la de nuestros colaboradores. Tal vez nos estemos equivocando al definir estrategias de comunicación encaminadas exclusivamente a construir marcas «deshumanizadas». ¿No habrá llegado el momento de ponerle cara a nuestras empresitas y empezar a definir nuestra propia estrategia de marca personal, esa que añadirá valor a nuestros negocios?

Al fin y al cabo, y esto lo saben muy bien todas las mujeres emprendedoras, ¿No es tu empresa un pedazo de ti? ¿Por qué no prestarle tu sello?

¿Te ha interesado el tema? Puedes encontrar más información en los blogs de estos dos expertos en Personal Branding: Andrés Pérez Ortega y Dan Schawbel.