Emprendedoras,Eventos

¡Acción!

La semana pasada estuve en tres eventos totalmente dispares en cuanto a forma y contenido, pero cuyas conclusiones a mí me gustaría unir en un mismo aprendizaje: invertimos demasiado tiempo en la reflexión y poco en la acción. Pensar, pensarnos es fundamental, pero esta «primera creación» (como diría Stephen R. Covey), de nada nos va a servir si no concretamos esa idea y la llevamos a la práctica.

«No estamos consiguiendo meter un gol al arcoiris», con esta frase comenzaba José Luis Castillo su discurso en los Debates Abiertos que Fundación Telefónica dedicó en esta ocasión a la Educación y a su necesidad de resintonización. Este profesor de secundaria aplaudía todos los escenarios que tenemos a nuestra disposición para generar un cambio ya urgente y necesario y que previamente habían dibujado magistralmente Alejandor Piscitelli y Dolors Reig; pero volvía a aterrizarnos describiendo la realidad a la que él y miles de docentes se enfrentan cada día en la educación formal. Grandes intenciones, potentes herramientas, poca transformación en la escuela. Necesitamos menos reflexión, más acción.

¿Será que esta poca capacidad para tomar las riendas, para lanzarnos al cambio, para dar uno, dos o los pasos que haga falta, pero darlos al fin y al cabo, es algo que hemos interiorizado a lo largo de los años en nuestro paso por el sistema educativo? ¿Serán consecuencia de este panorama los resultados que arroja el Informe GEM 2009 (presentado la semana pasada en el Instituto de Empresa? Evidentemente. Manuel Campo Vidal afirmó durante la presentación del informe que España tiene tres asignaturas pendientes: el inglés como segunda lengua, la comunicación y la capacidad emprendedora. Curiosamente, las tres son destrezas que requieren la práctica para concretarse. No pueden pensarse, tienen que hacerse. Como dato significativo, el informe señala que el emprendimiento femenino se ha ralentizado durante 2009, pero se ha activado en cuanto a emprendimiento potencial. Necesitamos menos reflexión, menos intención aislada y más acción, chicas.

Y en esas «reflexiones» 😉 andaba yo la semana pasada, cuando me dejé caer por una de las sesiones que IMADE organiza dentro del programa Innovadirectivos dirijido a directivos de PYMES madrileñas. ¡Sorpresa! Una sesión dedicada a la acción, con instrucciones concretas para generar cambio de forma sencilla dentro de tu proyecto. Mario López de Ávila guió el encuentro de manera dinámica y dotando de una perspectiva más que útil a todas las herramientas que puso a nuestro alcance. Esto es lo que necesitamos, menos reflexión, más acción.

Deja una respuesta