Emprendedoras

Tres deseos

Me encanta toparme con una película inspiradora en una sobremesa perezosa de sábado. Ayer surfeaba sin rumbo con ayuda del mando a distancia, en busca de algo que me hiciera aterrizar en el sopor de la siesta, cuando de repente me topé con «Tres deseos» de Martha Coolidge. La siesta pasó entonces a un segundo plano.

Ya había visto esta película hace un tiempo. Me gustó, mucho. Así que me volví a sumergir en ella con la certeza absoluta de que mis dos horas siguientes iban a ser de disfrute. La historia es dulce, la estética haciendo referencia a la Norteamérica de los 50, cuidadísima y la interpretación de Patrick Swayze, entrañable.

Me gusta tres deseos sobretodo por tres planteamientos que se hacen a lo largo de este cuento de los 90 y que esconden potentes enseñanzas:

  • Cuando ponemos muchí­simo esfuerzo en algo, terminamos consiguiendo justo el efecto contrario de lo que nos proponíamos. Todo debe fluír.

  • Si eres una exploradora y te adelantas en el camino , es normal que con frecuencia te sientas perdida. Efectos colaterales de la vanguardia existencial.

  • Es importante saber manejar el «no» que te aleja de la mayoría, pero que te acerca a tu esencia. Duele al principio, pero es la única manera de hacer lo correcto.

Reencontrarme con esta peli me ha permitido descubrir a su directora, Martha Coolidge, una mujer inspiradora. Ahora quiero ver toda su obra. Aquí dejo una entrevista suya que merece la pena escuchar:

2 Comentarios

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Patricia Araque and José Luis Casal, José Luis Casal. José Luis Casal said: RT @patriciaaraque: Tres deseos http://bit.ly/9oFo6T #in […]

  2. We stumbled over here from a different page and thought I should check things
    out. I like what I see so i am just following you.
    Look forward to checking out your web page repeatedly.

Deja una respuesta